HOME / Opinión

Neoliberalismo y educación



La situación educativa en el Perú se expresa de diversas formas. No es solo una crisis, también es desigualdad, injusticia, atraso, dominio, entre otros episodios.

Ya van casi veinticinco años de experiencia y drama neoliberal. Enfocándonos en educación, se puede decir que las políticas que se han implementado no son espontáneas ni producto del azar. Son ideas vértice transformadas en acciones de Estado y políticas de gobierno claramente definidas por una estrategia neoliberal en educación. A continuación se menciona sus elementos más resaltantes.

En opinión de Briceño el neoliberalismo impide la formación de ciudadanos consientes

En primer lugar, el neoliberalismo en la educación es hijo obediente del conjunto de preceptos determinados en el consenso de Washington, y que obedece a la estrategia de dominio y continuidad de las grandes fuerzas conservadoras, económicas y financieras a nivel Internacional.

En segundo lugar, legitimar el empequeñecimiento del Estado y distanciarse de su función docente y formadora de ciudadanos es, sin ninguna duda, una estrategia de reducción incesante del poder. Además, influencia en lo público, favoreciendo la supremacía de ciertos grupos económicos como el financiero.

En tercer lugar, deslegitimar a los actores democráticos del escenario educativo con el objetivo de reducir el gasto estatal en educación y marchar hacia la privatización. En cuarto lugar, imponer la idea de lo privado como superior a lo público. En realidad, es promover la ilusión de la superación del individuo al margen de su contexto social. Se prioriza el éxito personal por encima del bien común.

En cuarto lugar, dividir al magisterio o, en todo caso, tener varios magisterios. De esta manera, se propone tener maestros y maestras con diferentes situaciones laborales, precariedad en los contratos y sueldos miserables. La meritocracia, comos se concibe actualmente, es utilizada para fragmentar al magisterio entre unos pocos que ganan “mucho” y la mayoría que tiene un futuro oscuro. Asimismo, debilitar su capacidad de acción política y de lucha.  Por ésta razón Conare, Movadef y sus primos hermanos menores le hacen un caro favor a la estrategia neoliberal con sus poses mentirosas divisionistas y antiunitarias.

Finalmente, el dominio ideológico. El neoliberalismo educativo va más allá del presupuesto y recursos, inclusive de las maniobras privatizadoras. Tiene el sentido estratégico de moldear a hombres y mujeres para la máxima prolongación del modelo capitalista neoliberal, formar consumidores y no ciudadanos, establecer currículos de reproducción del modelo primario-exportador, lograr que se forje un pensamiento basado en la rentabilidad, el lucro, la excelencia, el conformismo ante la injusta realidad social, el afán por la competencia.

Un elemento fundamental alternativo en esta oleada educativa neoliberal es la defensa de la Escuela Pública, universal, gratuita y de calidad, donde se demuestre lo antagónico entre el ideal de una educación para todos versus el afán de lucro y neoliberalismo educativo.

Las ideas se combaten con ideas, forjando conciencia, aclarando criterios. La existencia neoliberal educativa se trastocará con acción política. Será ejercicio democrático, construido desde la escuela para la escuela, abierta a los padres de familia, ex alumnos, a la mejor de la sociedad. Este torrente de ideas, lucha política, movilización social es el que después de examinar, carear y confrontar derrotará al neoliberalismo en el Perú. El magisterio consciente a través de sus representaciones políticas más avanzadas estará presente en la contienda, junto a maestros y estudiantes. Como siempre con el pueblo, con firmeza, confianza y fe en la victoria.

Neoliberalismo y educación
5 (100%) 1 vote

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *