Sin maestros ni maestras no hay educación presencial ni virtual

  • Día mundial de las y los docentes nos obliga a repensar nuestro papel ante efectos de Covid-19.
  • Docentes tenemos que asumir liderazgo en nuestras comunidades.

Hoy 5 de octubre, los y las docentes de todo el mundo celebramos nuestro día. Sin embargo, lejos de poder hacerlo con algarabía, lo hacemos en medio de una crisis sanitaria y económica a causa de la Covid-19.

Hasta el momento suman más de mil los docentes fallecidos en todo el Perú a causa de esta cruel enfermedad que azota nuestro débil sistema de salud nacional. Como si fuera poca la preocupación generada por esta grave situación, los grupos de poder, ocultos en el depredante, destructivo y mortífero sistema neoliberal, utilizan como fachada a la pandemia para instaurar lo que la periodista Naomi Klein describió como “La doctrina del shock”, que no es más que aprovechar los momentos de aguda crisis, ya sea por diferentes causas, y privatizar todos los servicios estatales alegando una supuesta falta de alcance gubernamental y de recursos económicos.

Se pretende pasar colegios públicos de la gestión estatal a la gestión privada.

En los últimos meses hemos sido testigos de cómo una Resolución Ministerial pretende cambiar los sistemas de gestión de las escuelas nacionales para que a través de convenios con supuestas entidades sin fines de lucro pasen a ser gestionadas por privados.

Nuestro país vive una nueva arremetida contra la gratuidad absoluta de la educación estatal, un derecho constitucional, con la publicación de la Resolución Ministerial 326, del Ministerio de Educación. Aprovechando que la ciudadanía se encuentra distraída por los duros golpes que nos da la pandemia, golpes emocionales por la pérdida de familiares, sociales por la cuarentena y académicos por la educación a distancia, han seguido adelante con esta nefasta RM. 

Pero,con lo que el ministerio no cuenta es que producto de la pandemia, maestros, maestras, padres y madres de familia estamos más unidos que nunca. Todos los peruanos comprometidos con la educación pública de calidad hemos iniciado una campaña a nivel nacional para organizar la respuesta conjunta, liderada por el Sutep.

La inversión en educación en los últimos 30 años no ha llegado al 4% del PBI (Fuente: BM).

Recordemos que nuestro país es el que menos invierte en educación en toda Sudamérica, por esto, todos los trabajadores de la educación nacional y asociaciones de padres de familia nos estamos organizando en costa, sierra y selva, para decir a una sola voz: ¡No a la privatización! Y exigir que de una vez por todas se invierta el 6% del PBI para educación.

¿Hasta cuándo seremos el país que menos invierte en educación en toda la región?

La pandemia ha fortalecido los vínculos entre docentes, padres y madres de familia.

Al magisterio peruano le decimos que seguimos nuestro incansable trabajo de coordinación en el Congreso de la República para que se cumplan con las exigencias que nuestra plataforma de lucha de emergencia determina. Recordemos que esta plataforma está adecuada al contexto sociopolítico de la pandemia y prioriza la defensa de los sectores más vulnerables.

Estamos muy cerca de alcanzar resultados históricos respecto al nombramiento de docentes y auxiliares, cambios en el sistema de pensiones para una jubilación digna y en defensa del sistema de previsión social de los maestros a través de la Derrama Magisterial.

Con la unidad de todo el magisterio podremos conquistar nuestros derechos.

 

Hoy tenemos que estar más unidos que nunca para conquistar nuestros derechos. Debemos alejarnos y alertar sobre intentos divisionistas que buscan entorpecer nuestra labor y truncar nuestras metas.

La pandemia nos obliga a repensar nuestra tarea como educadores, encausándonos hacia un rol más protagónico en el que asumamos el liderazgo comunitario, por lo que tenemos que mantener un perfil más alto y activo como formadores de ciudadanos, esto es; siendo el ejemplo que predicamos.

Los grupos de poder político y económico buscan desmotivar a las nuevas generaciones de escoger una línea de carrera, y estilo de vida, como la docencia. Sin embargo, la vocación del docente es una de amor y lucha. Sin maestros ni maestras no hay educación, ni presencial ni virtual, y sin educación no hay futuro.

Feliz día mundial de los y las docentes, les desea el Sutep a maestros y maestros del Perú y el mundo.    

 

5 (100%) 1 vote
pendik escort tuzla escort çekmeköy escort bayan mersin escort türkçe altyazılı porno lezbiyen porno porno izle sex hikaye denizli escort bodrum escort izmit escort bodrum escort mersin escort konya escort mersin escort partner