Sistema educativo peruano necesita más docentes y auxiliares de educación

  • Educación remota requiere grupos más pequeños para que estrategias pedagógicas sean eficientes.
  • Se requiere 30% más de docentes y 100 mil auxiliares adicionales para realizar transformación digital de la educación peruana.

A comienzos del año pasado, producto de la Covid-19, se produjo una masiva migración de más de 100 mil estudiantes de colegios privados a colegios públicos. Sin embargo, se calcula que para finales de año este número habría bordeado los 300 mil. Por eso, es urgente que el Ministerio de Educación contrate más docentes y auxiliares de educación para atender esta demanda.

La pandemia ha ocasionado una grave crisis económica, que producto de medidas promovidas por la CONFIEP, como la suspensión perfecta de labores o Reactiva Perú, que facilitó la entrega de S/ 60 000 millones a las grandes empresas en vez de apoyar a las PYMES, que generan el 85% de puestos de trabajo, han incrementado el desempleo enormemente.

Es así que cientos de miles de padres de familia que han visto afectados sus ingresos se han dado cuenta de que la educación pública les sale más a cuenta que la educación privada de bajo costo en términos de costo beneficio, como señalan estudios internacionales como La educación privada de “bajo coste” en Perú: un enfoque basado en la calidad, llevado a cabo por la Internacional de la Educación, la Universidad de Barcelona y Sutep en el 2018.

Según este importante estudio, la educación privada de bajo costo no ofrece mayor calidad que la educación pública.

Estamos esperando los resultados de la matrícula de este año para conocer el verdadero impacto de la mencionada migración, pero los datos del año pasado nos permiten señalar, que tanto para atender la emergencia sanitaria, como para brindar una educación remota de calidad y enfrentar el inminente proceso de transformación digital de la educación peruana, se requiere al menos un 30% adicional de docentes en todo el Perú, así como 100 mil auxiliares de educación más, especialmente para primaria, ya que tenemos un déficit de estos profesionales.

En agosto del año pasado, en respuesta a nuestras constantes exigencias, el gobierno destinó más de S/ 70 millones para financiar la creación de más plazas docentes por el plazo de cinco meses (D.S. 238-2020-EF) para hacer frente a la emergencia sanitaria. Lo cual en alguna medida sirvió pero que en realidad fue absolutamente insuficiente.

En el gráfico podemos apreciar como la proporción de alumnos por maestros ha ido disminuyendo a nivel mundial desde 1970 a la fecha. El Perú en el 2021 se encuentra por encima del promedio mundial de 1970 y nada se ha hecho por revertir esta situación (Fuente: UNESCO).

Mejorar la calidad educativa necesita de grupos de estudiantes más pequeños

Si el gobierno quiere ofrecer una educación remota de calidad que evite una mayor deserción en el año del bicentenario, no solo tiene que asegurar la conectividad de los y las estudiantes y ofrecer a los docentes y auxiliares herramientas como laptops que nos permitan desarrollar bien nuestras labores. También tiene que contar con una cantidad adecuada de maestros y maestras para llevar a cabo las actividades de la educación remota, la cual es mucho más eficiente si se aplica en grupos de no más de 20 estudiantes. En la actualidad se aplica a grupos de 30, 35 y hasta 40.

Asimismo, en esta etapa la labor de los y las auxiliares de educación es muy necesaria, tanto para hacer seguimiento pedagógico como socioafectivo. 

En el caso del retorno a clases, la Academia Alemana de las Ciencias (institución que reúne a algunos de los científicos más reconocidos de ese país) recomienda que se haga en grupos de 15 alumnos como máximo, mientras que la UNESCO señala que el número de estudiantes debería de ser alrededor de 20. Esto implicaría además construir el doble de aulas, lo que implica además una fuerte inversión en infraestructura, además de los S/ 100, 000 millones que ya tenemos de déficit, según el PRONIED.

No olvidemos, además, el déficit de psicólogos que tan útiles hubieran sido para dar soporte a los y las estudiantes durante el estresante periodo de aislamiento e incertidumbre que viven, aunque independientemente de la presente situación La Contraloría sostiene que el 89% de instituciones educativas públicas en el Perú no cuenta con profesionales de la salud mental para el importante trabajo de prevención y soporte socioemocional por violencia escolar, como señala la Ley Nº 29719.

Pero como todos sabemos, el Perú es un país en el que la ley es letra muerta.

Tanto como para enfrentar la emergencia sanitaria, como para mejorar la calidad de la educación, con miras al bicentenario de la República, es urgente incrementar la cantidad de docentes y auxiliares para garantizar este derecho a todos los niños, niñas y jóvenes del Perú.

Recordemos que invertir en educación es invertir en desarrollo. 

5 (100%) 7 votes

Windows Lizenz Windows 10 Lizenz Office 2019 Lizenz Kaufen Office 365 kaufen Windows 10 Home kaufen Office 2016 kaufen lisans satın al office 2019 satın al follower kaufen instagram follower kaufen porno