windows 10 pro lizenz kaufen office 2019 pro lizenz kaufen office 365 pro lizenz kaufen windows 10 home lizenz kaufen windows 10 enterprise lizenz kaufen office 2019 home and business lizenz kaufen office 2016 pro lizenz kaufen windows 10 education lizenz kaufen visio 2019 lizenz kaufen microsoft project 2019 lizenz kaufen microsoft project 2016 lizenz kaufen visio professional 2016 lizenz kaufen windows server 2012 lizenz kaufen windows server 2016 lizenz kaufen windows server 2019 lizenz kaufen betriebssysteme lizenz kaufen office software lizenz kaufen windows server lizenz kaufen softhier.com instagram ucuz takipçi satın al instagram ucuz beğeni satın al instagram ucuz görüntülenme satın al instagram ucuz otomatik beğeni satın al facebook ucuz beğeni satın al facebook ucuz sayfa beğenisi satın al facebook ucuz takipçi satın al twitter ucuz takipçi satın al twitter ucuz beğeni satın al twitter ucuz retweet satın al youtube ucuz izlenme satın al youtube ucuz abone satın al takipçi hilesi

5 puntos para un voto consciente pensando en el Perú y en los derechos del pueblo

  • Dada la escasa diferencia entre los candidatos que luchan por pasar a la segunda vuelta recomendamos no dispersar el voto.
  • Es momento de optar por alguien que represente el cambio. El modelo económico neoliberal ha fracaso, así como la Constitución fujimorista de 1993.

A menos de dos semanas para que se lleven a cabo las elecciones generales para elegir al presidente o presidenta de la República y a 130 congresistas, tenemos un candidato que según las encuestas, lidera con mínima ventaja la intención de voto, mientras que un grupo grande de izquierda y derecha disputan el segundo lugar dentro del margen de error.

Queda más atrás otro grupo de que lucha por pasar la valla electoral y esta semana será crucial para que las y los indecisos (la verdadera mayoría) definan su voto y elijan a quien  regirá el destino del país para sacarlo de una de las peores crisis sociales, políticas y económicas de su historia republicana, producto de la pandemia y de políticas neoliberales que nos han llevado al borde del abismo.

El próximo presidente o presidenta recibirá un país quebrado y un Estado fallido, por lo que tendrá que hacer grandes cambios para sacar al país adelante. Es por eso que, luego de haber analizado los debates, las propuestas y las características de los y las postulantes, queremos exponer ante el magisterio y la ciudadanía los puntos que se deberían tener en cuenta para tomar esta trascendental decisión:

  1. Una nueva Constitución para un mejor país
    Si queremos un verdadero cambio no podemos seguir con las mismas reglas que favorecen a las grandes empresas y entregan nuestros recursos naturales a las trasnacionales, sin que los peruanos podamos recibir el verdadero valor de estos.La Constitución fujimorista de 1993 fue hecha a medida de una dictadura corrupta, asociada al gran capital, al que le conviene sentar las bases de una economía de libre mercado, antes que una al servicio del pueblo y un Estado de bienestar.Hay que mencionar, además, que genera varios vacíos de poder y afecta la gobernabilidad al mantener figuras como la cuestión de confianza o la incapacidad moral permanente, utilizadas por grupos corruptos y mafias para capturar al Estado.
  2. Una persona honesta, sin denuncias ni vínculos con la corrupción
    El próximo presidente o presidenta tendrá que ser una persona honesta, sobre la que no se ciña la sombra de la corrupción. Alguien que no tenga acusaciones o denuncias y que represente a un partido que no esté vinculado a grupos mafiosos o esté acostumbrado a asesorarlos.Necesitamos una persona honesta y transparente que sea consecuente con sus principios y no oportunistas que buscan servirse del Estado. Del mismo modo, que no cuente con cuestionados personajes sentenciados por corrupción en su lista congresal o plancha presidencial. No está demás aclarar que la honestidad que se debe exigir incluya que pague sus impuestos y no acostumbre a evadirlos o eludirlos, ni estar involucrado o involucrada en lavado de activos.
  3. Defensa de los derechos de la mujer
    Este punto es crucial, pues representa los derechos del 50% de la ciudadanía. El magisterio por su parte está compuesto por un 70% de maestras y auxiliares de educación y como gremio tenemos que apoyar a quien demuestre un verdadero compromiso para acabar con el machismo asesino y la violencia de género.Es por eso que candidatos o candidatas que no respalden la implementación del enfoque de género en todas las instancias del Estado, así como en el currículo escolar, no deberían recibir ni un solo voto femenino. Del mismo modo, aquellos que presenten cuestionamientos o denuncias por acoso sexual o que exhiban pensamientos medievales que releguen a la mujer del papel primordial que tiene en el desarrollo del país.
  4. Asegurar atención de salud para salvar la vida y la salud de la ciudadanía
    El abandono de la salud pública los últimos 30 años ha costado la vida de más de 150 mil peruanos y peruanas. La pandemia ha demostrado el abandono en el que vivimos en materia de salud y salubridad. Asimismo, hay que tener en cuenta que el derecho a la vida es el más básico de todos y que es obligación del Estado garantizarla a todos los ciudadanos y ciudadanas. Por eso es inaceptable que pretenda negociar con la vacuna contra el Covid-19. Es infantil pretender que entregar esta responsabilidad al sector privado va a generar desigualdades en su acceso, dejando de lado a los más pobres, tal como se hizo con los medicamentos al comienzo de la pandemia y con el oxígeno en la segunda ola. Si el sector privado va a participar tendrá que ser para cumplir las metas que disponga el Estado.
  5. Compromiso con la educación pública y el magisterio nacional
    La pandemia nos ha demostrado que nuestro sistema educativo es frágil y que no está adecuado a las necesidades de los nuevos tiempos. El acceso a Internet ha significado la diferencia entre recibir educación de calidad, de mala calidad o ninguna educación en absoluto. Sin embargo, la tecnología ha llegado para quedarse y lo que ha avanzando el magisterio en el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) tiene que ser aprovechado para llevar a cabo un plan de transformación digital inclusiva. Esto quiere decir que hay que cerrar la brecha digital y capacitar mejor a los maestros, maestras y auxiliares.Gracias a dieciocho años de lucha del Sutep, el próximo gobierno contará con el 6% del PBI para Educación. Esto equivale a cerca del 30% del presupuesto general de la República. La educación tiene que dejar de ser una mercancía como ha venido siendo debido a las políticas neoliberales y la educación pública, gratuita y de calidad por fin deberá dejar de ser un sueño de todos los peruanos y peruanas. Se tendrá que cerrar la brecha de infraestructura de S/ 100 mil millones, equipar adecuadamente los colegios y reforzar los programas alimentarios dentro de la jornada escolar para combatir la anemia y la desnutrición.Finalmente, necesitamos que quien nos gobierne a partir del bicentenario reivindique y revalore la labor docente y de los y las auxiliares de educación con sueldos dignos que nos permita dedicarnos exclusivamente a la tarea de enseñar, pensiones que nos aseguren una vejez digna y estabilidad laboral para planificar nuestro futuro y el de nuestras familias.

Esperamos que además, la reactivación económica se centre en el desarrollo de obras públicas y en el apoyo a las MYPES, y no a las grandes empresas socias de la CONFIEP que ya demostraron que no tienen el menor interés de contribuir a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía y que solo velan por sus intereses económicos.

Quienes coincidan con nuestros argumentos tendrán que emplear su voto de manera eficiente, es decir habrá que optar por alguien que verdaderamente tenga posibilidades de llegar a la segunda vuelta para defender los intereses del Perú y de sus ciudadanos y ciudadanas, por eso es importante no dispersar el voto, ya que debido al estrecho margen entre los y las postulantes, un voto puede significar la diferencia entre llevar al país al camino del desarrollo o seguir pagando las consecuencias de las políticas neoliberales de los últimos treinta años.

3.5 (69.7%) 33 votes