Reforma y solidaridad para ampliación de plazas laborales

  • Minedu tiene que acabar trato inhumano con profesores contratados
  • 54 mil peticiones de traslado ponen en riesgo de hacinamiento aulas de escuelas públicas

Un mal planteamiento de la Ley de la Reforma Magisterial, a la cual el Sutep exige una corrección inmediata, precariza la condición laboral de miles de maestros contratados anualmente, que realizan las mismas labores que los docentes nombrados,pero que a diferencia de los segundos, no tendrán un puesto de trabajo asegurado y tendrán que postular nuevamente por la misma plaza, pese a tener las mismas capacidades y desempeñar las mismas labores educativas.

Uno de estos yerros legales permite que cualquier docente pueda participar en concursos de contrato y nombramiento. De pasar las pruebas, este maestro percibirá doble sueldo a fin de mes. Si bien la Ley del Servicio Público estipula que no se puede ganar dos sueldos en el Estado, en el caso del magisterio un maestro puede trabajar en dos escuelas públicas siempre y cuando no se crucen los horarios.

Actualmente el Sutep se encuentra elaborando un mecanismo para reorientar dicha norma, sin afectar el derecho de ninguna de las partes, es decir, maestros contratados y nombrados, que mejore la calidad de vida de todos los docentes y logre remuneraciones dignas en educación.

Hasta conseguir nuestra meta, que será pronto, apelamos a la solidaridad de las maestras y maestros peruanos a unirnos en estos difíciles tiempos de pandemia a fin de que todos puedan acceder a una plaza laboral y que nadie se quede sin trabajo.

En la última conferencia del Consejo de Ministros, el ministro Martín Benavides, reconoció que existen hasta el momento, 54 mil peticiones de traslado a escuelas públicas. Esta es una oportunidad que no se puede desperdiciar para llevar a cabo las mejoras necesarias en el sector, poniendo a disposición más plazas laborales para evitar el hacinamiento en las aulas.

El Sutep se mantendrá vigilante para que se cumpla con el cuadro de mérito, levantando la voz de queja y haciendo seguimiento a las denuncias de aquellos docentes que, por fallas de conectividad, o cualquier otro error de sistema, no consiguieron su plaza ganada. ¡Juntos prevaleceremos!

¡Urgente modificación de Ley de la Reforma Magisterial ahora!

¡Remuneraciones dignas a todos las profesoras y profesores del Perú!

¡Juntos saldremos de esta crisis! 

Califica esta publicación