Manuel Esparza Urtecho ¡Presente!

El maestro Manuel Esparza, fallecido el 15 de enero del 2019, representa un claro ejemplo del docente comprometido con la lucha sindicalista por el bienestar del Magisterio, y por la mejora de una educación pública, gratuita y de calidad.

Natural de Cajabamba, ubicado el departamento de Cajamarca, Esparza realizó sus estudios secundarios en la Institución Educativa “José Gálvez”. Desde joven sintió inquietud por la docencia; por ese motivo, estudió la carrera de Pedagogía en la Universidad Nacional de Trujillo (UNT). Los años en la esfuerzo y aprendizaje como estudiante universitario los combinó con otra de sus pasiones, la cual nacería en las aulas: la política.

De esta manera, en su etapa universitaria participó activamente en movimiento políticos. Durante ese periodo, la UNT vivía una época de confrontación ideológica muy activa, principalmente entre los seguidores del APRA  y los izquierdistas, que estaban muy activos a raíz de la Revolución Cubana. Ante estos sucesos, Manuel se unió a la Izquierda. Esta posición política se fue afirmando a lo largo de los años, de tal manera que cuando fue elegido como integrante del Primer Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Sutep, ya militaba en las filas del P C de P, posición que mantuvo hasta el final de sus días.

Su primera plaza de trabajo fue en el centro educativo “Inca Garcilazo de la Vega” en Huarmey, que en aquella época era distrito de la provincia de Casma, en Ancash.

Su rol político sindical en el sector educación cobraría relevancia a partir de su participación el Congreso Fundacional del Sutep, realizado el 6 de julio de 1972. El maestro Esparza asistió como representante de la octaba región, que comprendía los departamentos de Cajamarca, La Libertad y Ancash. Formó parte del Primer Comité Ejecutivo Nacional, siendo elegido como Secretario de Asuntos Pedagógicos. Junto a nuestro líder histórico Horacio Zeballos emprendió el arduo trabajo de organizar las bases del Sutep.

A pesar de que sus actividades como docente cesaron alrededor de la década de los ochenta. Su pasión por la lucha sindical seguía vigente. De esta manera, asistía permanente al local del Sutep y permitía que los maestros los visiten en su domicilio para compartir su amplísima experiencia pedagógica, sindical y política.

Manuel Esparza Urtecho se caracterizó por su compromiso y lealtad. Siempre estuvo dispuesto a prestar ayuda, a debatir nuevas ideas y emprender acciones a favor del Magisterio. Desde el SUTEP seguiremos su ejemplo de lucha, pasión y perseverancia.

¡Hasta siempre, maestro!

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *