¿Hay algo que celebrar para el Bicentenario?

  • Han pasado más de 45 años y los maestros seguimos luchando por el pago de la deuda social. 

  • Tenemos un déficit de S/ 100 mil millones de infraestructura educativa. 

  • Los maestros y estudiantes de colegios en zonas de frontera han sido olvidados por el gobierno. ¿Hasta cuándo se postergará el desarrollo de la educación peruana? 

A pesar de las complicaciones económicas, los maestros trabajamos con compromiso por nuestros estudiantes.

Este 2019 el Perú cumple 198 años de vida independiente. Nos encontramos a solo dos años del Bicentenario de la Patria. Existen grandes desafíos para el gobierno que van desde la lucha frontal contra la corrupción, la atención de los conflictos socioambientales y las crisis de importantes sectores como salud, agricultura y sobretodo educación. 

El presidente, Martín Vizcarra, ha prometido grandes avances que simbolizarán el desarrollo económico, social, político y cultural. Mientras, la ministra de educación, Flor Pablo Medina, indicó que “no hay cambio educativo ni transformación sin los maestros, y si la meta es desarrollar el máximo de nuestro potencial, tenemos que trabajar con ellos”. Sin embargo, la realidad indica que el Estado continúa con sus políticas de postergación con la educación. 

El último reporte de competitividad elaborado por el Foro Económico Mundial indica que el Perú ocupa el puesto 127 en calidad del sistema educativo, de 137 países. Este ranking tiene en cuenta la cantidad de instituciones educativas, infraestructura, adopción de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), entre otros factores. 

Realidad de la educación peruana 

Disminuir esta brecha es uno de los temas pendientes desde hace muchos años. Las personas analfabetas tienen pocas posibilidades de conseguir un trabajo formal, incluso sus familiares pueden tener las mismas complicaciones.

A esto hay que sumarle una cifra del Ministerio de Cultura, que nos dice que los peruanos leen menos de un libro al año. Según el especialista en comprensión de lectura, Rubén Correa, «a los niños se les tiene que dar aquellos libros que los emociona, aquellos temas que sean un mundo interesante para ellos. Lamentablemente en el Perú no hay una maestría para especializarse en comprensión de lectura, siendo tan transversal a todas las materias.

La Unesco ya lo dice, si una persona logra comprender lo que lee, podrá trabajar y aprender lo que sea».

El hábito de lectura desarrolla la creatividad y las habilidades lingüísticas de nuestros estudiantes.

  • Perú es el país que menos invierte en educación en Sudamérica 

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, el Perú invierte apenas el 3.7% del Producto Bruto Interno (P.B.I.) en educación. El presupuesto promedio de una escuela regular por alumno es de solo S/ 459. Países como Venezuela, Bolivia y Brasil destinan al menos el 6%  de su P.B.I al sector educativo.

Producto de esta situación, cerca del 50% de maestros en el Perú no pueden dedicarse exclusivamente a su profesión, ya que para solventar sus gastos personales y familiares se ven en la obligación de tener un segundo empleo. Los sueldos y pensiones para el Magisterio niegan una vida digna a los maestros y auxiliares de educación, activos, cesantes y jubilados. 

Es urgente que el sueldo de un docente de primera escala magisterial sea equivalente al 85% de una UIT. También es importante modificar la Ley Pensionaria. ¡Pensiones justas para el Magisterio! ¿Acaso se puede vivir dignamente con una misera pensión de S/ 500? 

¡Basta de indiferencia con la educación!

Otro tema pendiente con el Magisterio es el pago de la deuda social. El Sutep exigió S/ 500 millones para este año, sin embargo el Estado dispuso solo S/ 200 millones para el pago del 30% por preparación de clases y evaluación. A nivel nacional, aún no se ha efectivizado el presupuesto.

El estado de los colegios a nivel nacional es otro grave problema. El Perú tiene una brecha de S/ 100 mil millones en infraestructura educativa, sin embargo este año el gobierno ¡solo destinó S/ 5 mil millones!

  • Recorte de presupuesto a la Educación Intercultural Bilingüe (EIB)

La Defensoría del Pueblo denunció que el 2018 el gobierno recortó en 50% el presupuesto para el EIB. Este dinero era usado para la capacitación de maestros en lenguas originarias. En la actualidad existe un déficit de 14 mil docentes formados en EIB.

Más de un millón de niños y niñas que hablan en lenguas originarias merecen ser educados en su lengua materna.

“Siempre vamos a querer más inversión en educación, pero esto tiene que estar acompañado de saber cómo administrar ese presupuesto. Desde mi punto de vista el dinero tiene que ser redistribuido a acortar las brechas de desigualdades educativas. Al Bicentenario vamos a llegar con una serie de retos y desafíos muy importantes, el tema remunerativo con los docentes también está pendiente”, señaló Ricardo Cuenca, investigador principal el Instituto de Estudios Peruanos.  

  • Niños que no estudian por trabajar

¡Luchemos por erradicar el trabajo infantil!

  • Programas del Minedu perjudican sesiones de aprendizaje 

El Minedu, al cumplir fielmente las políticas educativas dictadas por el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), está generando en los docentes situaciones de estrés, que en muchos casos resqueebraja su salud física y emocional. Además, afecta las relaciones interpersonales, familiares y profesionales.

Esto pasa por los programas Semáforo Escuela y Acompañamiento Pedagógico, los cuales se implementan a nivel nacional en busca de “mejorar la calidad de los aprendizajes”. Sin embargo lo que realmente hacen es perjudicar las sesiones pedagógicas y malograr el ambiente laboral en las aulas. Estos programas deben pasar por una evaluación externa. ¿Dónde se publican los resultados? ¿En realidad contribuyen a la educación peruana? 

“El acompañamiento pedagógico afecta los horarios y la economía de los docentes, pues todo lo que se haga fuera de la jornada laboral no es pagado por el Estado. Se observa a los maestros con acompañamiento sobrecargados de horas, lo que causa tedio y rechazo al programa. Así, por la forma como se aplica, es una supervisión educativa entendida en su más primitiva acepción”, aseguró nuestro secretario de asuntos pedagógicos, Luis Espinoza.  

Programas extranjeros impuestos por el Minedu perjudican sesiones de aprendizaje.

Existen graves brechas de desigualdades educativas que no están siendo atendidas por el gobierno. A solo dos años del Bicentenario, el sector educación presenta grandes retos. Esperamos que el presidente Martín Vizcarra, en su esperado mensaje a la Nación, incluya en su cartera estos importantes temas. Como única herramienta de lucha del Magisterio, el Sutep ratifica su compromiso de seguir luchando por una educación pública gratuita y de calidad y por los derechos de maestros y auxiliares de educación del Perú.

 

 

5 (100%) 2 votes
MERSİN ESCORT : eskişehir escort bayan : www.ankaraup.com