La ciudadanía en el Perú

  • Reconocer a un individuo como ciudadano implica garantizar el cumplimiento de sus derechos.

  • Diversos tipos de ciudadanía determinan su preferencia por diferentes tipos de democracia.

La democracia y la ciudadanía son dos conceptos que guardan estrecha relación con la concepción de la sociedad civil como sociedad de individuos. De esta manera, existe también una connotación política donde los actores sociales son sujetos de derechos y responsabilidades. Para el sociólogo Sinesio López Jiménez “La democracia requiere una comunidad de ciudadanos. En la medida que uno pertenece a una comunidad política, en este caso el Estado, surge la ciudadanía”.

Así, la construcción de la ciudadanía se determina como un proceso complejo. Su normativa, que ha evolucionado durante todo el S.XX, ha experimentado diversos cambios, como la eliminación de todos los tipos de discriminación tanto en la Constitución como en las leyes y normativas. Sin embargo, esto no significa que no existan problemas en su ejercicio libre. Actualmente, las dificultades se centran en hacer prevalecer la ciudadanía efectiva y la plena vigencia de las garantías que ofrece el Estado.

Este punto representa la esencia de la ciudadanía. López Jiménez argumenta que la base de su construcción se encuentra en la ciudadanía social, la cual está enfocada en la exigencia de los derechos sociales por sobre todas las cosas. Precisamente, los diversos movimientos sociales y conflictos que han surgido en el Perú se han dado para que exista el reconocimiento del individuo como ciudadano.

De esta manera, todos los peruanos y peruanas tienen los mismos derechos pero no todos tienen acceso a ellos ni reciben las mismas garantías del Estado para que estos se cumplan. Por este motivo, se percibe un alto nivel de desigualdad y falta de respaldo que garantice que todos los ciudadanos sean iguales ante la ley.

Para Sinesio López existen diferentes tipos de ciudadanía, ya que se demandan diversos derechos (civiles, políticos y sociales) al Estado. Así, los ciudadanos estatistas comunitaristas atribuyen el fundamento de sus derechos al hecho de ser hijos de Dios; mientras que los ciudadanos cuya cultura tiene algún componente liberal fundamentan la base de sus derechos en el hecho de compartir la naturaleza humana y, en segundo lugar, en el hecho de ser peruanos.

Asimismo, el tipo de ciudadanía determina el tipo de democracia preferida por los peruanos. López Jiménez argumenta que el primer tipo de ciudadanos preferirá una democracia donde el líder tenga un papel central; mientras que el segundo tipo preferirá una democracia de carácter representativo, liberal y de mayor institucionalidad.

La educación juega un rol fundamental para elevar los niveles de ciudadanía en un país. De esta manera, mientras sus ciudadanos sean más educados, su nación será más moderna y democratizada; de igual forma, se reducirá la brecha en las desigualdades sociales. Por este motivo, se requiere una educación de calidad para impulsar el desarrollo de nuestra sociedad.

5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *